sábado, 8 de noviembre de 2008

No más héroes 1.0

"Elegí un mal dia para dejar de fumar"-Lloyd Bridges (Aterriza como puedas)

Creo que hoy en dia también podríamos decir algo asi como que "elegímos un mal dia para ponernos en contra de los héroes". No son buenos tiempos para negar a los héroes.
Están por todas partes: qué si los heroes del Vietnam, los de todas las guerras, los heroes de estatua de pedestal, los olimpicos, los héroes en general.
Ahí heroes de todo tipo, algunos nacen asi, tarados, convertidos en superheroes. El más claro ejemplo es el úniverso llamado comunmente freaky, que ha puesto un enorme interés en el concepto de héroe. Otros nunca sabrán que les llamaban héroes despues de muertos, algunos lo son por su profesión de héroe. El héroe romantico, el héroe autodestructivo, el héroe masculino, el absurdo, el divino y el demoniaco, bueno..., qué das una patada y aparecen por todos lados.
Me parece claro que para el creador la elección de un protagonista es la elección de un héroe o heroina. El elegir la historia que contar, la imagen que mostrar o las referencias que nombrar, le obligan de una manera u otra, a definir un caso aparte, a deslimitar una especificidad que, se quiera o no, se transforman por esta misma elección en nuestros héroes.

Luego deseamos que se conviertan en héroes de los demás.

Así que está claro, por lo menos para mí, que en estos tiempos y futuros, son tiempos, no de héroes sin más, si no de HEROES con mayusculas. Por todos los medios y en boca de todos nos abundan las referencias a los hechos y actos heroícos.
Y es que nadie puede escapar de la obligación de ver, escuchar o leer a menudo alusiones a estas figuras que son los heroes.