viernes, 13 de marzo de 2009

Watchmen II


Para terminar la Watchweek, y quizás los Alan Moorianos se me echen encima, estos dias le he estado dando vueltas a la posibilidad de una segunda parte de Watchmen. Incluso podria hacerse una trilogia. No, una serie televisiva no. Sería caer muy bajo y seguro que Alan Moore se afeitaria las barbas antes de dejar que ocurriese algo así. Videojuego seguro que están haciendo de la peli, asi que también se podría hacer. La segunda parte es así:

Se centraría en el chaval del quiosco que lee la historia del pirata naufrago. Un buen dia el quiosquero está ya harto de él y le dice que le espanta a la clientela y que se vaya a tomar vientos. Entonces el chaval, que es huerfano, vaga sin rumbo por la ciudad de New York. De tanto vagabundear sufre una crisis de identidad y comienza a investigar quienes son sus padres. Haciendose unas pruebas de ADN descubre que su padre es Moloch y en la hemeroteca que se suicidó. Va al piso de Moloch y encuentra un diario en el conjelador del frigorifico. En el, lee sobre las visitas de Rorchard y El Comediante a su padre. Todo esto le parece muy extraño y decide acercarse a Watchmen Corporation, organización dedicada a la colonización de Marte. Habla sobre la muerte de su padre con un amargado y anciano Buho Nocturno viudo tras la muerte de Silk Spectre II. En un arrebato de sinceridad este le cuenta lo ocurrido al final de la primera parte de Watchmen y que Ozymandias y el Dr. Manhattan están en Marte. El chaval asesina friamente a Buho Nocturno y se va a Marte como voluntario en busca de venganza contra el grupo de heroes enmascarados que faltan. Una vez alli, pasan los años y consigue convertise en un Nemes, un cargo que le da la posibilidad de estar cerca de Ozymandias. Lo mata cuando este intenta tener una relacción sexual con él. El Dr. Manhattan percibe el asesinato de Ozymandias y sale de su fortaleza a por el chaval que ya no es un chaval, es adulto. El Dr. Manhattan analiza los echos, ve que todo lo ocurrido no altera la paz mundial y rebela al chaval que el no es hijo natural de Moloch. Es un experimento genetico creado en incubadora a partir de celulas clonadas de Moloch por Ozymandias y le ofrece cobijo, ya que de volver a la Tierra sería condenado a cadena perpetua. El film termina con un fundido de pantalla en el cual se puede ver al Dr. Manhattan y al chaval, que ya no es un chaval, leyendo el cómic del naufrago en la fortaleza de Marte.

Ahora mismo se lo mando a los de DC.